El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que su administración no dejará obras inconclusas, como hicieron los gobiernos pasados.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que ya dio inicio la segunda etapa de la Cuarta Transformación, que consiste en dar seguimiento y terminar las obras ya comenzadas.

Durante su visita a la presa Picachos, en Sinaloa, el Ejecutivo adelantó que las obras iniciadas se podrán concluir en los siguientes dos años o a finales del 2024: “Y ya no estarnos comprometiendo más de lo que no se va a poder cumplir, porque no queremos dejar obras en proceso, es decir, inconclusas”.

“A nosotros nos tocó recibir muchísimas obras no terminadas, estamos hablando de cientos de hospitales, de escuelas, de caminos, de presas, de trenes, de muchas obras inconclusas y no queremos eso, heredar obras en proceso a los futuros gobiernos; vamos a terminar todo lo que comencemos, todo lo que estemos realizando”, aseveró.

Acompañado por su esposa Beatriz Gutiérrez Müller y el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz, López Obrador explicó que en la primera etapa -los dos primeros años- de su administración consistió en sentar las bases para la transformación, “ya eso lo logramos”, aseguró.

Información Aristegi