Chihuahua.- Durante esta mañana más de 150 trabajadores de la delegación estatal de CONAGUA en Chihuahua,  incluyendo el director Rubén Ramírez Quintana fueron citados para pedirle su renuncia.

Lo anterior luego del mal manejo que se dio al tema del tratado internacional de aguas, ocurrido durante el año 2020.

El despido masivo afectó a empleados de los distritos de Juárez, Flores Magón, Buenaventura, Ojinaga, Camargo  y en la Dirección General en esta capital, a quienes se les pidió la renuncia voluntaria y suman más de 150 trabajadores de mando medio hacia arriba, en los que incluye algunos con 15, 20, 25 y hasta 30 años de servicio, tiempo el cual no se les pretende respetar sus derechos laborales al exigirles su renuncia voluntaria.

Ante esto, los afectados mencionan que son los menos culpables del tratamiento que se le dio al tratado de aguas internacionales, hecho que claramente afecta al candidato de MORENA en Chihuahua, pues por el mal manejo del asunto, el partido de Lopez Obrador, se ve diezmado con el voto en la región centro sur.

Por lo anterior más de 150 familias serán las que paguen las consecuencias del manejo que dio la oficina central de CONAGUA en el conflicto del agua en el estado de Chihuahua y en donde ha dejado en incertidumbre sobre la garantía de llevar a cabo el ciclo agrícola 2021, derivado del vacío de los millones de metros cúbicos del vital líquido que le quitaron a Chihuahua, para enviarlo a los estados de Nuevo León y Tamaulipas.