Un perrito callejero fue el protagonista de esta tierna historia pues se robó un juguete de unicornio púrpura pero no solo una si no cinco veces.

La tienda finalmente llamó a servicios para animales y el oficial que respondió decidió comprarle el juguete.

Lo mejor de todo es que Sisu y su amor por el unicornio le derritió el corazón a cientos de personas.

Debido a esto, el perro encontró una nueva familia solo un día después de ingresar al refugio de animales.

Ahora el adorable perrito que roba peluches y corazones se está instalando en su nuevo hogar para siempre.

La tienda también informó que planean enviar “algunos unicornios morados adicionales para la familia adoptiva”, comida para mascotas al refugio de animales y un regalo para el oficial de control de animales que le cumplió el deseo a tan adorable perrito.