Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, aseveró que con pedir una investigación a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) no se está minando a la institución, sino que ella mismo fue la que se autodestruyó.

En la conferencia matutina de este viernes en Palacio Nacional, López Obrador  reiteró que no intervino para que la ASF diera marcha al informe que habla del sobrecosto por la cancelación del aeropuerto de Texcoco.

Imagínense a una institución que se equivoca entre comillas de esa manera, cómo se va a decir que se mina, lo más correcto es decir que se autodestruye. Imagínate una auditoría que se equivoca en una investigación por más de 200 mil millones de pesos, claro que no fue una equivocación, hubo una intencionalidad política de afectarnos.

¿Quién es el responsable? Ahora falta que digan que yo, o como dijeron algunos de ellos (los periodistas), de que los había doblado, que los había torturado para que se retractaran. No es así.

El sábado, la ASF presentó ante la Cámara de Diputados la tercera parte de la Cuenta Pública 2019, que audita el primer año del gobierno de López Obrador y en donde se encontraron irregularidades en proyectos centrales y programas prioritarios.

En ese informe, se detalló que la cancelación por parte de López Obrador del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, una obra iniciada por su predecesor, Enrique Peña Nieto, tuvo un costo 232 por ciento mayor a lo previsto por el gobierno, al ascender a más de 331 mil 996 millones de pesos .

Fuente: josecardenas.com