Una mujer de 65 años de edad fue víctima de una extorsión telefónica en la colonia Cerro de la Cruz.

Los extorsionadores fingieron que tenían secuestrada a un familiar de la víctima, “escuché a una joven gritar diciendo que era mi nieta” dijo la señora muy angustiada.

Un ciudadano que se percató que la mujer estaba siendo víctima de extorsión llamó a los números de emergencia, la mujer ya había depositado 9,300 en un Oxxo de la 20 de Noviembre y 58, regresó a ese mismo establecimiento para depositarles más dinero a los extorsionadores, sin embargo el ciudadano y la cajera impidieron que volviera a hacerlo, ya que la encargada del Oxxo le dijo que no había sistema, con la finalidad de que no cayera nuevamente.

La mujer muy angustiada no hacía caso al ciudadano ni a la cajera, no quería colgar, así que salió y abordó un taxi para dirigirse al Oxxo ubicado sobre la calle 46 y Ochoa, el ciudadano la siguió y llamó al 911.

El ciudadano esperó a las unidades policíacas en la gasolinera “Rendichicas” ubicada en dicho cruce, donde les explicó lo sucedido, los uniformados llegaron justo cuando estaba en la caja tratando de depositar otros 10,000 pesos.

Luego de dialogar con ella, ya que no quería colgar porque la tenían amenazada, puso su celular en su espalda -sin colgar- y les dio a los uniformados la dirección de su nieta. Una patrulla acudió hasta donde se encontraba su nieta sana y salva. Fue entonces que la mujer accedió a colgar.

La mujer fue trasladada al domicilio de su nieta donde entre lágrimas se abrazaron, desgraciadamente sí alcanzó a depositar 9,300 en la primera ocasión.