Chihuahua.- Una fuerte movilización de unidades de bomberos y seguridad pública se dirigió atender un siniestro al norte de la ciudad.

Fue entre las calles Río Aros y Tarascos donde trabajadores del negocio ubicado en una bodega pidieron auxilio a las autoridades.

Elementos preventivos llegaron primero y confirmaron el reporte, por lo que acordonaron la cuadra para apoyar a los tragahumo que requirieron de dos máquinas extintoras.

Tras iniciadas las maniobras el fuego fue controlado sin que se presentaran personas heridas.