Nuevo León.- Los elementos de la guardia detuvieron a un empleado de un negocio de venta de pollos tras asesinar a balazos a un presunto extorsionador que amenazó con matar a los trabajadores y al dueño, por negarse a pagar la cuota semanalmente.

De acuerdo con el reporte policial, el ahora fallecido llegó a la tienda a bordo de un vehículo, con logotipos de identificación de la empresa Totsa, que da servicio de taxi en el aeropuerto.

Mientras que la versión de los testigos señala que el presunto delincuente se identificó como integrante de la delincuencia organizada y exigió una “cuota” de más de 2000 pesos a la semana.

El individuo realizó llamadas telefónicas en donde interactuó con un hombre que aparentó ser el jefe de un grupo del criminal organizado.

En ese momento que se dio la espalda, el empleado, identificado como Monserrat, de 36 años, accionó en contra del extorsionador y lo mato.