A partir de este lunes 12 de octubre, la Región Juárez que comprende diez municipios de la zona fronteriza con Estados Unidos, cambiará su semáforo epidemiológico por COVID-19 a color naranja, mientras que la Región Chihuahua se mantendrá en amarillo, dio a conocer el secretario de Salud Eduardo Fernández Herrera.

En un mensaje dirigido a los chihuahuenses, alertó que en caso de que la población no extreme las medidas de precaución y continúe con el mismo ánimo relajado, probablemente se tendrá que llevar de nueva cuenta a todo el estado al color naranja.

La Región Juárez abarca los municipios de Juárez, Ahumada, Ascensión, Buenaventura, Casas Grandes, Galeana, Guadalupe, Janos, Nuevo Casas Grandes y Praxedis G. Guerrero, donde todos los indicadores del desarrollo de la enfermedad, registran un descontrol en los últimos días.

Refirió que el viernes pasado, la Secretaría de Salud Federal emitió los datos referentes a la actualización del semáforo epidemiológico para el seguimiento de la pandemia que entra en vigor este lunes e incluyó al estado de Chihuahua entre los 16 que catalogó en riesgo alto, es decir, en color naranja.

Fernández explicó que en el caso de Chihuahua, hace seis semanas se dividió a la entidad en dos regiones (Región Juárez y Región Chihuahua), debido a la diferencia que tiene el comportamiento de la pandemia en cada área.

En esa fecha se llevó a la Región Juárez y sus municipios cercanos al color amarillo y se dejó al resto del estado en naranja; hace 15 días se incorporó al resto del estado a amarillo, con medidas que dijo el funcionario permitieron reactivar un gran número de actividades e incrementar aforos en otras, lo que dio respiro a la actividad económica que el Estado requería.