Este viernes el señor presidente AMLO visitó ciudad Juarez para inaugurar unas obras de su gobierno y no quiso invitar al gobernador como debe de ser en este tipo de ceremonias.

“Nada más voy a inaugurar unas obras del gobierno federal en Ciudad Juarez. No estoy invitando a autoridades y mucho menos a actores políticos, porque existe en Chihuahua una situación muy especial con especial a los del agua como las autoridades de Chihuahua y algunos grupos y partidos no decidieron apoyar para cumplir el convenio que se tiene con Estados Unidos sobre la entrega del agua, no quiero verme envuelto en esta disputa y no quiero verme usado.

“Entonces decidí que solo voy a las obras, las inauguró y sí voy a enviar un mensaje al pueblo de Chihuahua para reafirmar nuestro compromiso de apoyo al pueblo de Chihuahua”.

“No es buena la relación (con Javier Corral), entonces no tiene ahora caso que se dé esta reunión porque nos han ofendido”, dijo.

En Palacio Nacional, el mandatario señaló que más allá de que “haya ofendido” a su gobierno, lo que considera más delicado es que, indicó, se pone en riesgo la relación con Estados Unidos.

“Y no queremos que haya represalia por no cumplir con un convenio y esto no lo entendieron las autoridades de Chihuahua y se puso por delante el interés partidista, porque vienen elecciones de Chihuahua y quisieron agarrar esto de bandera para sacar raja electoral, raja política. Entonces no tiene caso ahora tener este encuentro”, aseveró.

Con información de El Universal