Ricardo Anaya recibió 6 millones 800 mil pesos en sobornos, aseguró Emilio Lozoya en la denuncia que presentó ante la Fiscalía General de la República (FGR).

El ex director de Petróleos Mexicanos Emilio Lozoya Austin declaró a la Fiscalía General de la República que en la primera semana de agosto de 2014  le entregó al entonces diputado Ricardo Anaya, del Partido Acción Nacional, 6 millones 800 mil pesos para apoyar sus aspiraciones políticas de ser gobernador de Querétaro.  El dinero, según Lozoya, procedía de sobornos que le había entregado a él la firma brasileña Odebrecht, y le fue dado a Anaya por instrucciones del entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

“Por separado, Luis Videgaray Caso me instruyó recibir a Ricardo Anaya Cortés en las oficinas de Pemex, y a Ernesto Cordero Arroyo, con quien desayuné en el Four Seasons. En específico Luis Videgaray Caso  me instruyó entregarle 6  millones 800 mil pesos a Ricardo Anaya Cortés, quien había estado insistiendo en reunirse conmigo. En dicha reunión, él me comentó de sus aspiraciones  a ser gobernador de Querétaro, y que odiaba a su contrincante, el senador Francisco Domínguez  por corrupto, pero que él había negociado con Luis Videgaray Caso que se le apoyara para llegar a dicha gubernatura”.

Según el documento, el también excandidato presidencial  habría confesado que ya había negociado la gubernatura con Luis Videgaray, secretario de Hacienda.

Lozoya confiesa que de esto estuvo enterado Norberto Gallardo y lo nombra como el primero de sus testigos para esta denuncia. Gallardo era miembro del Estado Mayor Presidencial y en ese momento fungía como jefe de escoltas de sus escoltas.

Gallardo fue el encargado de entregar los 6 millones 800 mil pesos, en el estacionamiento de la Cámara de Diputados, a un enlace nombrado por Ricardo Anaya, de nombre Osiris Hernández. Una vez que el dinero fue entregado, se le confirmó vía telefónica a Luis Videgaray.

Además de Anaya recibieron recursos los senadores Ernesto Cordero Arroyo, Francisco Domínguez Servién, Jorge Luis Lavalle Maury, Salvador Vega Casillas y Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

Sin embargo, a decir de Lozoya, el caso de Francisco Domínguez fue singular pues en marzo de 2014 llegó a exigir dinero durante el evento denominado Ceraweek, realizado en Houston, Texas, donde en estado de ebriedad, el hoy gobernador de Querétaro tomó la bandera de México y la lanzó mientras gritaba “esto es una traición porque no me cumplen con la entrega de lo pactado”.

En esta parte, Lozoya asegura que fue Francisco Olascoaga, director de Pemex fertilizantes, quien entregó los recursos en la Cámara de Diputados a Rafael Caraveo y Guillermo Gutiérrez, exsecretario particular de Francisco Domínguez

Documento: denuncia-emilio-lozoya-contra-epn-calderon-salinas

Fuente: La Razón