El exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, acusó al expresidente Enrique Peña Nieto y al exsecretario de la Secretaría de Hacienda Luis Videgaray, de haberle instruido de recibir sobornos superiores a 100 millones de pesos por caso Odebrecht.

Los señalamientos se realizaron este martes mediante una denuncia de hechos ante de la Fiscalía General de la República (FGR).

De acuerdo con el fiscal general, Alejandro Gertz Manero, Emilio Lozoya señaló de manera formal que dichos sobornos se utilizaron para financiar en 2011 y 2012 la campaña electoral del también exgobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto.

La declaración de Lozoya señala que parte del dinero recibido por la empresa brasileña Odebrecht fue entregada a asesores electorales extranjeros que colaboraron en la campaña.

Asimismo, especificó que otros 120 millones de pesos se destinaron como sobornos a cinco diputados y un senador para la aprobación de la Reforma Energía, votada en 2013, durante el primer año de gobierno de Peña Nieto.

En la denuncia también mencionó a Etileno XXI, quien supuestamente recibió privilegios de carácter económico durante la administración anterior a costa del presupuesto federal.

’Le dieron instrucciones (Peña Nieto y Videgaray) de que entregaran a 84 millones de pesos a varios legisladores, semejantes los nombres a los anteriores, y a un secretario de finanzas de un partido político para dirigirlos a la reforma electoral’, narró Gertz Manero.

Aunque Lozoya aún tiene que presentar los elementos de prueba complementarios que sustenten sus acusaciones, la FGR ya inició una carpeta de investigación (con cuatro testigos y un video).