Chihuahua.- La autoridad policiaca aún no localiza la cabeza de la pequeña Melany, de 11 años de edad y de sus padres.

El papá, Saúl Domínguez, de 66 años, era propietario del bar San Carlos y su cadáver fue el primero en ser localizado en las calles 26a y Palestina.

Posterior, el de Patricia Márquez, 36 años y la niña Melany, cuyos cuerpos se encontraban sin su cabeza.

Así mismo los cuerpos fueron descuartizados y calcinados, confirmaron autoridades de la Fiscalía Especializada de la Mujer.

Por el momento no han podido determinar si las mujeres fueron víctimas de alguna agresión sexual y será en los próximos días cuando se determine.