Chihuahua.-El sujeto aprovechó que la víctima vivía sola para privarla de la vida y sustraer diversos artículos.
Deberá pagar más de medio millón de pesos como reparación del daño.

Ante un Tribunal de Enjuiciamiento, la Fiscalía Especializada de la Mujer demostró la responsabilidad penal de Ángel Viramontes Galaviz, procesado por privar de la vida a una adulta mayor en la Ciudad de Chihuahua.

En la conclusión de un Juicio Oral, la Autoridad Judicial condenó al inculpado a pasar 32 años 2 meses y 15 días en prisión por los delitos de homicidio calificado y robo.

Los datos de prueba recabados por la Unidad de Investigación de Feminicidios, establecen que el imputado formaba parte del entorno social de la víctima y que éste se aprovechó de la vulnerabilidad de mujer, quien vivía sola en el domicilio.

Las indagatorias ministeriales, señalan que la noche del 12 de marzo de 2019, el ahora sentenciado ingresó a la casa de la afectada mientras dormía y la privó de la vida asfixiándola, para posteriormente sustraer unas pantallas y su celular.

Cabe señalar que, luego de analizar los resultados de las investigaciones, el Tribunal de Enjuiciamiento determinó eliminar la agravante de género y reclasificó el delito como homicidio calificado.

Dentro de la resolución judicial, se estableció que el procesado deberá pagar 513 mil 400 pesos por concepto de reparación del daño a favor de la familia y una cantidad adicional correspondiente al daño moral que se determinará con posterioridad.