Chihuahua.- Una respuesta inmediata  de unidades de las policías municipal y estatal fue ocasionada por un vehículo con reporte de robo que circulaba por el periférico R. Almada.

Lo anterior luego de pasar por el arco de chequeo ubicado en la salida sur de la ciudad.

Tras ubicarla y darle alcance los agentes le ordenaron detener la marcha al conductor de un camioneta Honda Tucson de color negro a la altura de la calle Francisco Villa.

Al entablar diálogo con los tripulantes, resultaron ser los propietarios, quienes narraron que semanas anteriores la camioneta fue robada, pero fue recuperada y se les entregó.

Luego de constatar la información que resultó veraz los agentes le explicaron a los dueños que tras llevar a cabo la recuperación y entrega de la camioneta  los datos no fueron dados de baja en el padrón de vehículos robados.