Chihuahua.- Esta tarde una mujer decidió terminar con su vida al suroeste de la ciudad.

La joven de 20 años de edad era hermana de un agente policiaco, mismo que la encontró en una habitación de la vivienda suspendida, por lo que pidió auxilio a sus compañeros, así como una ambulancia.

Varias unidades arribaron a la casa ubicada entre las calles Río Blanco y 120, sin embargo ya no contaba con signos vitales, por lo que se procedio al acordonamiento del lugar.

Peritos de la fiscalía levantaron la evidencia y el cuerpo fue trasladado a las instalaciones del C4.