Este jueves se orden un confinamiento de cuatro días en la ciudad de Bogotá para contener un incremento en la velocidad de contagio de la pandemia de COVID-19, posiblemente por la presencia de la nueva cepa que se detectó en el Reino Unido.

El anunció fue dado por la alcaldesa de la ciudad Claudia López, al declarar la alerta roja y la inmediata cuarentena, la restricción comenzará a la medianoche del jueves y se extenderá hasta el próximo martes, dijo la alcaldesa.

La capital de Colombia ya registra una ocupación de un 85% de las Unidades de Cuidados Intensivos de sus instituciones hospitalarias por lo que también implementará un toque de queda nocturno desde las 20 horas y las 4 horas del día siguiente desde el próximo martes y hasta el 17 de enero, según se dio a conocer.

Así tambien, el director de Epidemiología y Demografía del Ministerio de Salud, Julián Fernández Niño, aseguró que «no existe en este momento ninguna evidencia científica de que la aceleración de la transmisión del COVID-19 en Colombia se pueda atribuir a la nueva cepa británica», versión que fue respaldada por el presidente Iván Duque.