Chihuahua.- Una rápida respuesta por parte de una pareja de elementos de seguridad pública evitó una tragedia.

En el número de emergencias 911 se recibió la desesperada llamada en la cual avisaban del ahogamiento de una pequeñita de apenas dos meses de edad.

La unidad de seguridad pública 2037, arribó a la vivienda ubicada entre la calle Mina Las Cruces  y de inmediato y proporcionaron el protocolo de auxilio a la bebé extrayéndole el alimento que no le permitía respirar y literalmente salvándole la vida.

Paramédicos de Urge llegaron minutos después, quienes revisaron a la niña, misma que se hallaba estabilizada y sin ningún riesgo.