Chihuahua.- La noche de este Domingo dos jóvenes que viajaban a bordo de un Jetta en la prolongación Teofilo Borunda  tuvieron una falla mecánica, al parecer se les tronó una llanta y comenzaron a perder el control, impactando en la parte trasera a un vehículo Honda color blanco y posteriormente terminaron volcados a la altura de la plaza comercial Castilla Reliz.

Al lugar arribaron paramédicos de urge, Cruz Roja mexicana ya que estaba muy aparatoso el accidente.

Afortunadamente sólo dos jóvenes resultaron con lesiones leves y no fue necesario el traslado a un hospital.

Elementos de la policía vial se encargaron de elaborar el croquis correspondiente para deslindar responsabilidades.