Chihuahua.- Un voraz incendio dejó a una madre sin nada, luego de que el fuego arrasara con su vivienda.

El siniestro se registró en  la colonia Madera 65 en la calle Rosas y vialidad Ch-p cuando su hijo, un drogadicto prendió fuego.

 

La casita hecha de lámina, cartón y madera ardió en minutos reduciéndose a cenizas y propagándose a la vivienda del vecino.

Policías municipales que llegaron acordonaron el lugar, así como cerrar a la circulación un considerable tramo para que elementos de bomberos combatieran las llamas para evitar que siguiera extendiéndose a la casa aledaña.

Finalmente apagaron las llamas con apoyo de otras dos máquinas,  pero la mujer se quedó únicamente con lo que traía puesto.

Según vecinos, el hijo conocido drogadicto hace al menos mes y medio, incendió una de las viviendas de enfrente.