El agua que se ha evaporado de la presa La Boquilla hubiese sido suficiente para pagar la deuda del tratado con Estados Unidos, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador, ante el conflicto con los campesinos que mantienen tomada las instalaciones de la hidroeléctrica en Chihuahua.

En La Mañanera desde Palacio Nacional, el mandatario dijo que, con los próximos comicios acercándose, algunos partidos han realizado acciones con propósitos electorales, aun cuando se impide que el gobierno federal cumpla sus compromisos internacionales.

Es electoral, sin duda, al grado que si hubiesen cumplido con el compromiso (…) ya se hubiese terminado de pagar, sólo con lo que se ha evaporado de agua. Lo que nos falta es lo que se ha evaporado por no permitir la entrega del agua, por poner por encima del interés general los intereses particulares y el partidista”, afirmó.

Advirtió que este tipo de acciones se intensificarán, debido al proceso electoral, como ejemplo, puso las oposiciones y la prolongación de la extinción de fideicomisos, lo cual, dijo, también es un asunto de campaña, pues “no hay ninguna razón” para detener la eliminación de estos fondos.

Recientemente las presas de Chihuahua han sido escenario de diversas protestas realizados por campesinos que señalan que la entrega de agua a Estados Unidos los dejaría sin el recurso suficiente para sus ciclos de cultivo ya que, aseguran, en la entidad hay una sequía atípica.