Los actos de vandalismo en la central hidroeléctrica de la presa La Boquilla en Chihuahua se evalúan en 100 millones de pesos por parte de los manifestantes que mantuvieron la toma de esa infraestructura nacional, dijo Carlos Morales, director corporativo de Operaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

En conferencia, el funcionario dijo que los manifestantes prendieron fuego a diversas instalaciones de la central, lo que afectó el suministro eléctrico y la comunicación vía celular en las poblaciones cercanas.

“Tuvieron afectaciones tanto al interior como exterior de la casa de máquinas. El costo de estos equipos es superior a los 100 millones de pesos. Se han levantado y se han hecho las denuncias correspondientes y ya se encuentra ante quien resulte responsable y también ya llegamos a registrarlo como tipo de siniestro social, conflicto social que es manera de que se pueda tener cobertura por el lado del seguro de estas instalaciones”, dijo.

Fuente: Milenio