Este domingo se presentó un conflicto en las instalaciones de la presa Las Virgenes, ya que agricultores Chihuahuenses se negaban a abrir la compuerta para vaciar la presa.

Elementos de la Guardia Nacional impidieron el acceso y los hicieron retirarse mediante la violencia utilizando gas lacrimógeno y disparando balas de goma.

Varias personas fueron lastimadas así como varios vehículos en los que se transportan y utilizan para el trabajo.

Luego del conflicto el gobierno estatal llegó a un acuerdo con CONAGUA para dejar de extraer agua de la presa y así poder seguir  con las negociaciones.