Tras la captura de César Duarte en el país vecino, específicamente en Miami Florida todos nosotros nos preguntamos cuál fue el motivo de porque ahora que AMLO fue a visitar a su homólogo de Estados Unidos por fin se dio la captura de este personaje tan buscado. ¿Acaso fue un regalo para que pudiera vanagloriarse? Para poder revivir la llama de la 4T. O ¿realmente fue suerte?

Cabe mencionar que en la administración de Peña hubo irregularidades en el caso por lo cual tuvo que pasar tiempo para la captura, algunas órdenes de aprehensión se cancelaron por diversos motivos y cabe destacar que la PGR tuvo algo de responsabilidad por esto.

Varios personajes de la vida política de Chihuahua así como algunos de la administración federal pasada tienen los ojos puestos en la captura de duarte ya que a algunos les convendrá y a otros se les tornará nublado el dia, eso solo con el tiempo lo sabremos. Así como a algunos personajes del empresariado Chihuahuense.

Por su parte el gobernador Javier Corrar tiene un acierto contra la corrupción y por fin se ve algo de avance de lo prometido en su campaña. Y talvez le ayudara a seguir su trayectoria política.

¿Y Duarte que dice? Pues en primer instancia el abogado quiere evitar a toda costa la extradición de su cliente ya que sabe que lleva las de perder, y pues Duarte no quiere regresar a su país y esperemos que no se cancele la extradición, ya que a su llegada se espera poder acabar con toda la red de nepotismo que se tejió en su mandato, así que esperemos que esto termine bien para todos los Chihuahuenses.