Los incendios forestales que llevan ardiendo casi diez días en el norte de Ucrania ahora están a unos pocos kilómetros de la planta nuclear abandonada de Chernóbil según alertan grupos como Greenpeace.

La rama rusa de esta ONG dijo este lunes, según la agencia de noticias AFP, que unas imágenes satelitales mostraban que en su punto más cercano, el fuego estabaa solo 1,5 kilómetros del domo protector del reactor que explotó el 26 de abril de 1986, el peor accidente nuclear de la historia.

Las autoridades ucranianas confirmaron el martes que el incendio estaba bajo control.

Los servicios de emergencia explicaron que todavía había algunas partes “humeantes” en el suelo del bosque, pero que no quedaba “fuego abierto”.

El mayor incendio, de acuerdo a Greenpeace, ya cubre 34.000 hectáreas, mientras que un segundo fuego ocupaba un área de 12.000 hectáreas.

La organización también dijo que los incendios son mucho más grandes de lo que las autoridades reconocen.

El operador turístico Yaroslav Emelianenko escribió en Facebook que uno de los incendios había llegado a la ciudad abandonada de Pripiat, construida para los trabajadores de la planta y sus familias.

Advirtió que las llamas estaban a solo 2 km de donde se almacenaban los desechos más peligrosos de la central nuclear.